Archivo por meses: abril 2012

Ventas: “La Motivación hace la diferencia”

En nuestra experiencia de haber entrenado equipos de venta durante más de seis años, comprobamos que la motivación no logra mantenerse estable en el tiempo, lo que provoca que las ventas no tengan un crecimiento constante.

 

No hay dudas de que un vendedor motivado vende mucho más…

¿Cuán motivada está la fuerza de ventas en su empresa?

¿Cuánto se logra mantener en el tiempo esa motivación?

 

Hemos diseñado este entrenamiento para equipos comerciales de PYMES y grandes empresas, con el objetivo principal de brindar herramientas concretas de auto-motivación para que los miembros del equipo de ventas de su empresa puedan auto-gestionar su motivación y desempeño exitosamente a lo largo del año, lo que redundará en mayor rentabilidad para la empresa.

 

Temario General

 

  • Reconocer y entender las propias fortalezas y debilidades
  • Auto-gestión Emocional en las Ventas
  • Auto motivación
  • Las barreras que nos obstaculizan
  • Perfiles posibles hacia la acción
  • Perfil integral del vendedor
  • La Rueda de las Ventas

Se dicta únicamente In company. Para ampliar la información y temario, consúltenos a info@byccapacitacion.com.ar

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría el por .

No los despida… Motívelos

Los tiempos de hoy día exigen de quienes gestionan equipos, especial cuidado hacia los clientes internos miembros de sus equipos de trabajo, quienes en última instancia, garantizarán el alcance de los objetivos empresariales y la búsqueda de la excelencia. Tratar con los colaboradores de sus equipos, implica poner en un primer plano al factor humano y a todos los factores que con él se vinculan.

 

En este marco, la motivación humana es de relevante importancia. Sus estudios abarcan una variedad de modelos y teorías pero aún no es un tema cerrado en el ámbito científico. Es por eso que hablar de “Gestión de la Motivación”, así como profundizar en su estudio, es un objetivo de carácter oportuno y vigente.

 

Un vendedor, como cualquier otro colaborador en una empresa, es un ser que busca dentro de la misma, tanto recibir reconocimiento como la satisfacción de sus necesidades; si estos dos objetivos son satisfechos, su motivación se convierte en un importante impulsor para asumir responsabilidades y encaminar su conducta laboral a lograr metas que permitirán a la organización el alcance de su razón de ser con altos niveles de eficacia.

 

Hace mucho tiempo la gente hacía o cultivaba cosas reales que podían sostener en sus manos: desde partes de máquinas, hasta una mazorca de maíz tierno. Al final del día sabían que habían hecho algo y qué tan bien lo habían hecho. Hoy cada vez menos personas conocen esa sensación de satisfacción. Algunas no producen nada más tangible que una hoja impresa de una computadora. Las personas que trabajan con las manos, a menudo desempeñan una o dos funciones simples, tan solo una parte de un proceso mucho más extenso, alejada del producto final.

 

Algo en nuestro interior anhela establecer una diferencia. Usted lo siente, el agricultor lo siente, el policía en servicio siente ese mismo anhelo de contribuir y así lo sienten todas las personas de tu equipo.

 

Si puede ayudar a cada miembro de su equipo a comprender el valor de lo que hace y la forma en que ello contribuye al todo (interno y externo), estará ayudándolo a lograr un desempeño óptimo.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría el por .

Motive a sus colaboradores

Aprenda a motivar a las personas


“El modo en que usted atraiga y motive a las personas determinará su éxito como líder”

Richard Schubert Director de la Cruz Roja

No se puede liderar a través de los papeles, las reuniones aburridas y los escritorios. Recuérdelo.

Existe una gran diferencia entre la competencia y la eficacia de una persona, basada en la capacidad de esa persona de comunicarse verbalmente. En los puestos directivos no se pagan sueldos solamente por ser competentes; se les paga por ser eficaces y esta eficacia se medirá habitualmente por:

-La habilidad para ser productivos

-La habilidad para lograr que la gente lo siga (de tal modo que logre que las  personas de su equipo estén dedicadas a las tareas adecuadas y generen resultados)

El lado negativo de este tema es que existen en la actualidad muchos directivos en esta situación, no logran que nadie los siga porque no son capaces de motivar a las personas a la acción, de moverlas para que lo hagan.

O bien no tienen habilidades para motivar, o bien el miedo les impide ponerse firmes y decir. Hacia allá debemos ir. Entonces vamos!!!

En una situación de este tipo reina la frustración, nada cambia, no hay derrotas visibles, pero tampoco celebración de los éxitos.

El lado positivo, sin embargo es que esas habilidades pueden aprenderse; no son algo innato o sólo al alcance de algunos privilegiados, poseedores de un don divino.

Una vez que usted ha creado un conjunto de valores compartidos y una visión común que permite la auto motivación, sus habilidades para motivar no tienen que ser evangélicas.

Warren Bennis (un reconocido escritor sobre liderazgo) dice:

“Los líderes no tiene que preocuparse de probarse a sí mismos, pero sí tienen que tener un interés permanente en comunicarse”

 

Aprenda a comunicarse, diseñe una visión un rumbo, motive a sus seguidores, sus resultados le van a sorprender.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría el por .

Coaching para Vendedores

Deténgase un momento antes de descartar este artículo como un montón de tonterías cursis o más recetas para motivar a sus vendedores. Actualmente, las más importantes teorías de negocios reconocen que las personas son el bien más precioso de una empresa. ¿Cuál es el eje de una economía de servicios? Eso mismo: las personas.

Es más, sólo la gente genera la propiedad intelectual: las ideas, las aplicaciones, las innovaciones, las estrategias, que son y serán el alma del futuro éxito en los negocios. Todo lo demás es mercadería que puede comprar cualquiera, incluyendo la competencia.

Sin embargo, continuamos centrados en administrar los bienes (las personas), como si fueran de hecho mercancías: lo que llega con facilidad, se pierde con facilidad.

Leía el otro día que en 1992, las empresas norteamericanas gastaron un mísero 1,5 por ciento del presupuesto en capacitar y educar a sus empleados, mientras que se daba una importancia primordial al proceso, al producto y a la mecánica de la organización. Y si bien esto es muy importante, no lo es tanto como tener a la persona correcta en el lugar indicado, con las habilidades, actitudes, motivación y dedicación apropiadas.

A menos que comencemos a redescubrir las prácticas y la metodología de nuestros mejores líderes y gerentes, incluyendo a los supervisores y sus equipos de ventas, nuestras más importantes empresas, continuarán demorando el logro de sus objetivos más preciados para llegar al éxito.

No me entiendan mal. Todos tenemos negocios que dirigir, pero se necesita más que la fuerza bruta. El verdadero desafío es nutrir a las personas, para que desarrollen todo su potencial como seres humanos y como bienes de la empresa.

No hay nada confuso ni sutil en esto;¡“estoy hablando de la diferencia entre ganar y perder”! Usted y su empresa ganarán con las personas si las estima, las ayuda a crecer y les demuestra que tiene verdadero interés en que logren el éxito.

Al construimos confianza, creamos lealtad y generamos entusiasmo, ilusión y trabajo en equipo, o quedamos al margen y miramos cómo la historia y la competencia pasan por nuestro lado.

He leído muchos libros y hasta a veces vivido según sus reglas, y la práctica realizada en las empresas en estos últimos años me han hecho confirmar que los negocios de éxito tiene una dinámica similar a la de las familias felices. Los padres se la juegan por sus hijos, los entrenan, sufren decepciones, guían y forman, premian y ponen límites con el debido equilibrio. El objetivo es ayudar al niño a que sea lo mejor que pueda ser.

No hay nada más satisfactorio como saber que estamos haciendo una contribución a la carrera profesional de otro ser humano, a su desempeño, su motivación y al logro de sus resultados.

 

 

 

No los despida ha menos que ya no quede más por entrenar, a menos que sienta que ya lo ha hecho todo. Si no es así, no los despida, “MOTÍVELOS”.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría el por .

Algunos Mitos Sobre la Gestión del Tiempo

Algunas creencias están tan arraigadas que parecen ciertas cuando no lo son. En el terreno de la administración del tiempo existen mitos irreductibles similares, en los que los individuos se refugian para evitar el compromiso de vivir de manera ordenada.

 

A continuación examinaremos algunos de los mitos más traicioneros que podrían cruzarse en nuestro camino.

 

 

“La administración del tiempo apaga la espontaneidad y la alegría”: Lo cual tiene su parte de verdad, pues es cierto que las ideas más productivas nos llegan de forma espontánea. Sin embargo, la gente que controla su tiempo con firmeza también sabe apreciar los momentos de felicidad que surgen espontáneamente y al mismo tiempo reconocer una oportunidad inesperada cuando se les presenta. Si en el pasado mes usted no ha tenido tiempo de realizar al menos dos de las actividades que más le gustan, necesita aprender a administrar su tiempo para poder realizarlas regularmente en el futuro.

“Se culpa a la empresa de que no sabe organizar el trabajo, aunque nosotros como individuos sí que sabemos organizarnos”: Resulta sencillo hacer comentarios cínicos sobre la empresa para la que trabajamos y refugiarnos en la creencia de que no podemos controlar el entorno laboral. Sin embargo, cuanto más control ejerce una persona sobre sus deberes y responsabilidades, más satisfactorios resultan su vida y su trabajo. Lo más efectivo en tales casos es buscar la manera de poder controlar el entorno, pero si no es factible existen otras posibilidades.

Otro mito es el de “LA RECETA PARA ADMINISTRAR EL TIEMPO”: Muchos libros ofrecen recetas mágicas para la administración del tiempo que podrían aplicarse a cualquier persona y a cualquier situación. Sin embargo,  insistimos en que cada individuo debe adaptar su estilo de administrar el tiempo a sus propias necesidades fisiológicas y psicológicas. Por otra parte, existen también condicionamientos culturales que la mayoría de estos libros obvia al dar por supuesto que todos nos guiamos por los presupuestos occidentales. Sin embargo, las empresas que tienen contacto con otros países o que cuentan con una mano de obra multicultural deben ser conscientes de que la operativa de estos es diferente.

Así por ejemplo, en países como Estados Unidos, Canadá, Alemania, Suiza y los países escandinavos el trabajo se realiza de forma lineal, es decir, una persona realiza una sola labor cada vez, los horarios están bien definidos y la gente es puntual. Una empresa bien estructurada fija sus metas con claridad y la actividad comienzan temprano por la mañana y asimismo termina temprano, se valora la eficiencia y se ve mal que la gente pierda el tiempo charlando con los compañeros.

Sin embargo, en África, Oriente Medio, América Latina, el sur de Italia y Grecia el estilo de trabajo se caracteriza por la superposición, es decir, muchas personas realizan la misma tarea a la vez o una persona realiza varias tareas a la vez, los horarios son flexibles, hay gente impuntual y las metas son en ocasiones difusas. El ambiente laboral es más importante que la eficiencia, por lo que no es extraño que la gente otorgue gran valor a las relaciones personales que se establecen en el medio profesional.

Por su parte, los japoneses muestran una curiosa mezcla de ambas ya que son puntuales, organizados y eficientes y, sin embargo, invierten mucho tiempo y esfuerzo en fomentar las relaciones sociales en el medio laboral y, aunque sus metas son claras, no suelen estar escritas ni tampoco se comunican de palabra. Aunque estereotipar no está libre de riesgos, es cierto que existen ciertas pautas de conducta que se repiten en muchos casos.

Expertos en administración del tiempo han identificado las ocho razones que se aducen con más frecuencia para hacer a las personas posponer las cosas: cuatro de ellas son internas (miedo al cambio, miedo al fracaso, dejarlo todo para el último momento y tendencia a adquirir demasiados compromisos) y las otras cuatro son externas (tareas desagradables, tareas demasiado complicadas, flujo de tareas difuso y metas difusas)

Teniendo en cuenta esta información, identifique cuáles son las razones por las que usted deja para mañana las cosas que podría hacer hoy. Si es por razones internas, la lucha que debe emprender es contra usted mismo. Si por el contrario se trata de razones externas, tendrá que hacer todo lo posible por moldear el entorno en el que vive y trabaja.

Un ejercicio interesante es hacer una lista de los deberes laborales, las responsabilidades personales y los objetivos a largo plazo que ha dejado desatendidos, las tareas a corto plazo, llamadas telefónicas, una visita el médico etc.: se sorprenderá de todas las cosas que ha dejado de hacer. “Ojos que no ven corazón que no siente”, una forma subconsciente y bastante frecuente de posponer las cosas es negarse a ver lo que no nos interesa.

En casos así, debemos esforzarnos por sacar al consciente todas esas cosas. Resulta curioso observar que en algunos momentos todos aplazamos algo, de hecho algunas empresas -como las de paquetería express- basan su estrategia comercial en dicho conocimiento. Sin embargo, si somos capaces de controlar esta tendencia tan corriente, habremos dado un paso de gigante para utilizar eficientemente el tiempo.

 

Consúltenos sobre entrenamientos para Administración del Tiempo

Esta entrada fue publicada en Sin categoría el por .

Inteligencia Emocional en la Práctica

La Inteligencia Emocional nos permite tomar conciencia de nuestras emociones, comprender los sentimientos de los demás, tolerar las presiones y frustraciones de la vida cotidiana, desarrollar nuestra capacidad de trabajar en equipo y adoptar una actitud empática y social, que nos brindará más posibilidades de desarrollo profesional y personal.

Las emociones son impulsos para actuar, es decir, disposiciones para la acción. Estas tendencias biológicas -que están moldeadas por nuestras experiencias pasadas y nuestra educación (la historia personal y la historia social)- guían nuestras decisiones, trabajando en colaboración con la mente racional y permitiendo –o imposibilitando- el mismo pensamiento.

Del mismo modo que las luces del tablero de mandos del automóvil se encienden e indican que ha subido la temperatura o queda poco combustible, cada emoción es una luz de tonalidad específica que se enciende e indica que existe un problema a resolver.

Por lo tanto, las emociones son aprovechadas completamente cuando uno aprende qué problema específico detecta cada emoción y cuál es el camino que resuelve el problema detectado.

Los entrenamientos sobre IE de B&C Capacitación y Coaching están diseñados en base a teorías científicas de autores reconocidos como Edward L. Thorndike, Howard Gardner, Peter Salovey, John D. Mayer, Daniel Goleman, y asentados en nuestra propia experiencia personal y de entrenamientos personalizados llevados adelante en los ocho años de trayectoria como Coaches Profesionales.

La teoría se entrelaza permanentemente con la realidad puntual de quienes participan de los entrenamientos, respetando y conteniendo su individualidad, compartiendo casos anteriores tanto vividos por los facilitadores como sobre personas o grupos de personas que ya tomaron estos entrenamientos.

 

PRESENTACIÓN GENERAL

Objetivos:

-   Desarrollar la capacidad de escoger las emociones efectivas para cada acción manteniendo el equilibrio emocional

-   Transmitir estados de ánimo para generar actitudes y respuestas positivas

-   Entrenar para la auto-motivación personal, laboral y profesional

-   Aprender a evaluar el costo emocional de situaciones y acciones

-   Desarrollar destrezas para conectarnos con el mundo emocional del otro creando redes relacionales que nos habilitan a espacios más amplios de interacción

TALLER INICIAL

 

Cuatro módulos, durante los cuales se viven experiencias que te posibilitarán poner en juego tu Inteligencia Emocional.


Módulo 1- INTELIGENCIA EMOCIONAL

Introducción general en la que abordará la Inteligencia Emocional como el conjunto de destrezas, actitudes, habilidades y competencias que determinan nuestra conducta, reacciones y estados mentales

Módulo 2- COMPETENCIA PERSONAL

Los temas centrales que se abordan son: La conciencia y el control de nosotros mismos, así como la auto motivación para la vida diaria

Módulo 3- COMPETENCIA INTERPERSONAL

Empatía y habilidades sociales, son los temas que aportarán amplios beneficios en tus relaciones con las demás personas

Módulo 4- INTELIGENCIA CORPORAL

Aprenderás a usar una variedad de herramientas corporales para el uso de esta  inteligencia, en general no aprovechada

 

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría el por .

Un Coach en mi Empresa

El Coach (palabra en inglés que significa Entrenador) es un profesional especializado y que ha certificado dentro un programa de formación específico en Competencias de Coaching, que no se posiciona dentro de la Empresa como experto, sino que posee habilidades de comunicación (hacer preguntas, escuchar activo), lectura de emocionalidades (individuales y de equipos) entre otras habilidades, que aportan a las personas un interpretación objetiva de los hechos que se van sucediendo y por los que fue contratado.

En una intervención de Coaching, el que verdaderamente tiene las respuestas para la situación planteada, es la persona o equipo que la está viviendo, siendo que quizás le cueste verla, mejorarla, cambiarla o ponerla en práctica. El Coach acompaña a esa persona o personas en el logro de los resultados esperados.

El objetivo del Coach no es, por lo tanto, cambiar la personalidad del o los que están siendo entrenados, ni sus vidas personales o afectivas, sino “efectivizar su desempeño en la empresa”, acompañándolo/los dentro de en un contexto de confianza, acercándoles herramientas para el logro de un desempeño cada vez más acertado, de acuerdo a las expectativas planteadas para dicho entrenamiento.

Las modalidades de Coaching con las que un Coach Profesional suele intervenir en las organizaciones son:

•Coaching Ejecutivo Personalizado (sesiones de desarrollo directivo de mandos medios)

•Coaching Corporativo (dinamización de equipos – mejora del desempeño individual)

•Formación en Coaching (desarrollo de competencias de Coach para Gerencia y Mandos Medios en su ambiente particular de desempeño)

-Las sesiones de Coaching Personalizado o desarrollo directivo abordan situaciones de observación e intervención en el desarrollo del potencial de los que participan. Las razones de intervención más habituales suelen ser: toma de decisiones, conflictos, estrés, búsqueda de recursos, desarrollo de competencias, apoyo a promociones, etc.

-Las sesiones de Coaching Grupal tienen por objetivo dinamizar a un grupo o equipo de personas o directivos. Las intervenciones más habituales pueden ser: solución de problemas, sesiones de creatividad, comunicación con o entre el personal, resolución de conflictos, etc.

-Las acciones de Formación en Coaching, permiten desarrollar en los participantes (mandos y directivos) las competencias básicas de un Coach de sus Equipos para que sepan impulsar el potencial de sus colaboradores y mejorar su rendimiento.

Las intervenciones pueden ser estructuradas y formales, cuando se establece un marco específico dentro de un programa de formación (cursos, talleres, programas de formación) o informal, cuando el Coach aprovecha las oportunidades del día a día para utilizar y desarrollar el modelo a través de conversaciones de coaching individuales.

Los temas a los que se aplican las modalidades de Coaching citadas, pueden ser variados: Servicio al Cliente, Ventas, Liderazgo, Comunicación Trabajo de Equipo, temas que si bien se suelen observar por separado a los fines de efectivizar los resultados, en la realidad de la Empresa están a veces ampliamente relacionados.

 

Consúltenos a info@byccapacitacion.com.ar

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría el por .

Un Caso de Coaching con Resultados

“Un caso de Coaching con Resultados”  Entrenando en la Cancha

Algunos supervisores solo reciben entrenamiento en gestión administrativa. Simplemente conocer el trabajo, es insuficiente para permitirle enseñarlo con eficacia.

Durante el 2008 llevamos a cabo un Proceso de Capacitación y Coaching con  el Equipo de “Vivero los Nogales”, quince personas que lo integran en sus áreas de Administración, Servicio al Cliente, Ventas y Servicios utilizando diferentes modalidades; talleres grupales, entrenamientos por equipos, entrenamientos individuales, conversaciones de coaching individual y otros a los fines de mejorar su desempeño.

 

Vivero Los Nogales es una Empresa de Jesús María (Pcia de Córdoba, República Argentina), perteneciente al rubro Servicios de Diseño, Parquización y Mantenimiento de Espacios Verdes y brinda sus servicios a grandes empresas de la Provincia de Córdoba tales como Arcor S.A.I.C, Estancia La Paz, International Engines S.A, Easy, Skanska S.A, Astori Estructuras y otras.

 

El trabajar con este Equipo fue para todos, quien escribe y los propios participantes, un fuerte desafío, ya que parte de los integrantes no tiene realizado el primario completo, algunas son personas con capacidades diferentes y otra parte del equipo ha recibido capacitaciones diversas en temas variados con otras Consultoras y en Universidades.

El resultado que juntos tienen que lograr a diario involucra por un lado un fuerte desempeño individual, cuando cada uno está “en la cancha” (como me gusta llamar al lugar donde realizan las tareas) y este resultado debe unirse con el del resto de los individuos de cada equipo que sale a trabajar para lograr los resultados finales que en general son de excelencia.

Dentro de este marco surgió la necesidad de trabajar el uso del tiempo, ya que puntualmente los hombres pertenecientes al Equipo Servicios (Trabajo en la Cancha), llevan adelante tareas por objetivos y a la vez deben cumplir con el tiempo estipulado diario para llegar a la Empresa y retirarse a horario.

Logran un resultado “eficiente”, excelente a la vista, de verdadera calidad, pero no estaban siendo “efectivos” en el uso del tiempo llegando a veces con media y hasta una hora de retraso.

Decidimos entonces que un trabajo de Coaching en la Cancha sería el método más adecuado en este caso. Conversamos con ellos, les brindamos tres o cuatro ideas teóricas al respecto del uso del tiempo, y definimos unos quince días para llevar adelante algunas indicaciones puntuales para que lograran hacer la tarea siendo efectivos en administrar el tiempo.

Pusimos en el lugar de encuentro diario (una sala en la que se reúnen antes de salir para llevarse las indicaciones del trabajo y al llegar al Vivero para reportar lo efectivamente realizado) unos carteles con el Objetivo: “Esta semana controlar el tiempo” utilizando un par de frases y dibujos coloridos para quienes no leen ni escriben.

Entonces salimos con ellos  a la Cancha. Asignamos un día de trabajo por equipo para acompañarlos. Llegando al destino asignado, les pedimos que calcularan los tiempos que les llevaría cada tarea distribuyéndola en partes, desde el comienzo a mitad de mañana, desde mitad de mañana al mediodía, y el mismo procedimiento para la tarde.

Controlamos con ellos las tareas/tiempos haciendo las observaciones pertinentes según lo que iba sucediendo en cuanto a la efectividad en el desempeño individual y el uso del tiempo.

Preguntamos, escuchamos sugerencias, brindamos algunas ideas y los acompañamos a realizar algunas tareas simples para nosotros, como lo eran el riego o el levantar ramas y hojas de una poda.

En “la cancha”, pudimos “vivir” lo que ellos viven a diario, corroborar lo que sucedía. En algunos casos falta real de administración del tiempo, en otros, algún integrante que no tenía un desempeño acorde al resto del equipo y en otro caso, situaciones no tan manejables como el tamaño del lugar, la envergadura de la tarea o el mismo clima que es un factor que puede retrasar los tiempos en este tipo de servicios.

También entrenamos a los encargados de cada equipo, a los fines de que mientras no estuviésemos nosotros, siguieran ellos mismo entrenando al equipo en el uso del tiempo.

 

En definitiva, pudimos realizar un proceso de Coaching que concluyó en una mejora considerable de los resultados en cuanto al objetivo propuesto.

 

 

 

Todos los equipos, la mayoría de los días, lograron sus objetivos siendo eficaces en la administración del tiempo, llegando al Vivero al horario estipulado para reportar sus tareas y retirarse.

Una tarde, luego de estos quince días, los esperamos con la Dueña de la Empresa al final de la jornada de trabajo y los felicitamos  por los resultados obtenidos durante el entrenamiento en cuanto a la “eficiencia” y “efectividad” a modo de Reconocimiento. Las caras de satisfacción nos emocionaron profundamente!!!

Llevar adelante procesos de Coaching en donde un “jefe” “supervisor” o “encargado de equipo” tenga competencias de un Coach, incide definitivamente en los resultados de un equipo de trabajo.

De nada vale poner objetivos, dar indicaciones, retar o sancionar, sin un trabajo de entrenamiento, viviendo al lado de los individuos y equipos la realidad de sus tareas diarias.

Saber, no siempre es “saber hacer” y para “saber hacer”, las personas necesitan “Coaching en la Cancha”, que nos pongamos a su lado, que los escuchemos, que podamos corregir el desempeño en el momento adecuado y en el lugar preciso.

El dar la oportunidad a los individuos de estos equipos de trabajo a generar espacios en los que entrenarse, conversar, compartir los modos en que se están relacionando y obteniendo resultados, les permite sin duda alguna adquirir nuevas competencias que los motivan a  comprometerse con los cambios requeridos para lograr los objetivos.

Al hacerlo se permiten momentos en donde detenerse, observar, reflexionar, aprender y hacer diferente, logrando que las personas y equipos  se comprometan con un alto desempeño.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría el por .

De Vendedor a Asesor en Ventas

En los últimos tiempos la venta ha cambiado mucho. Los productos y los servicios son cada vez más parecidos. Los precios son bien similares así como el nivel de calidad. La competencia entre las empresas prolifera cada vez más.

 

¿Quién será entonces el líder en ventas? La empresa que entrene de modo permanente a sus vendedores en el conocimiento y aplicación de los nuevos métodos de venta.

Conocer el producto propio y el de la competencia no basta ya para vender mejor. Saber conocer al cliente y sus motivaciones, interpretar su lenguaje no verbal, estar bien preparado para resistir sus objeciones, saber cerrar la venta en el momento oportuno y conseguir fidelizarlo son factores, entre otros, de gran importancia para el transformarse de Vendedor a “Asesor de Ventas”.

Sigue leyendo

Esta entrada fue publicada en Sin categoría el por .

Su inversión determina el beneficio

 

¿Qué es peor que capacitar a su personal para luego perderlo?

NO CAPACITARLOS Y QUEDARSE CON ELLOS

 

Al igual que en el mundo de las finanzas, la única forma de obtener beneficio con las personas es invertir en ellas.

Las semillas que usted siembra, determinan la cosecha que usted recoge…

 


Esta entrada fue publicada en Sin categoría el por .